SX 1.6

Kia Rio AT

Ahora importado de México, el Rio llega con más versiones y mejor equipamiento, pero a un precio que lo aleja de los modelos producidos en el Mercosur. Probamos la versión tope de gama.
  • Precio U$S 23.900
  • Potencia 123 CV a 6300
  • Aceleración 0 a 100 km/h 11,5 seg.
  • Consumo promedio 9,1/100 km

EMBARQUE FIAT CRONOS

22 / 5 / 2018 | 0 Comentarios

Por Martín Simacourbe

Fotos Matías Antico

 

El Kia Rio está estrenando una nueva generación en la Argentina, la cuarta de su historia. Pero lo más importante para nosotros es que ahora viene importada de México en vez de Corea (en la nueva planta del grupo Hyundai-Kia, de la que también vendrá el Accent).

 

El cambio de origen lo beneficia, originalmente, en dos cosas: volumen y precio, aunque en la realidad la ganancia no ha sido tan sustanciosa como esperábamos. Esto se debe a dos problemas: Kia aún tiene un cupo limitado para importar unidades del país azteca (repartido también con el Cerato, algo que imposibilitó, por ahora, la llegada del Rio sedán); y la marca ha fijado el valor en dólares, algo que con la devaluación castigó un precio que desde el vamos ya era algo elevado.

 

La gama llega con tres versiones, la EX (manual y automática) y esta SX, sólo automática, para meterse de lleno en el segmento que ocupan los Citroën C3, Fiat Argo 1.8, Ford Fiesta, Honda Fit, Nissan Note, Peugeot 208, Toyota Yaris y Volkswagen Polo.

 

DISEÑO/ESTILO

No debe haber nadie a quien no le guste el Rio. Es un auto moderno, bien plantado, de buenas proporciones, con una dosis justa de agresividad, y en esta versión full, con unas llantas de generoso tamaño y bonito diseño diamantado, que le quedan muy bien.

 

Dejó atrás las líneas redondeadas de la generación anterior (que igualmente eran atractivas). Yo le veo mucho de Audi, incluso puertas adentro.

 

INTERIOR/CONFORT

Antes de que alguno salte, hay pequeños guiños que me hacen recordar a los productos de Ingolstadt. Por ejemplo, el tablero, de generosos relojes y tipografía clara, detrás de un volante grande pero con centro pequeño. También en algunos comandos y en lo bien armado que está en general. Aunque siempre hay que recordar que el Rio no es un vehículo con un posicionamiento Premium como el del Audi A1, por ejemplo, y eso se ve en plásticos de una calidad justa.

 

Sin embargo, el ensamble, la terminación de los botones y las costuras es superior a lo que conocemos en el Mercosur. Y lo mismo vale para la insonorización, que es muy buena. Ah, tampoco vas a tener problemas en dejar cerca lo que usas todos los días porque hay buenos portaobjetos.

 

La pantalla táctil, así como la que está en el centro del tablero, es algo básica y sin demasiado vuelo en el diseño, aunque sigue el parámetro "tablet” del último grito de la moda. La velocidad de la pantalla no es al ideal, pero al menos se ve complementada con algunos botones que facilitan el manejo. No hay navegador, pero sí conectividad con celulares.

 

La posición de manejo es, inicialmente, muy buena, gracias a una butaca muy anatómica, pero que se ve limitada por un volante que no regula en profundidad (por suerte no está “pegado” al volante) y una altura reducida (ahí conspira un poco el techo corredizo). Si no sos muy alto no vas a tener problemas.


En un Polo, Fit o Note podés encontrar más espacio para los pasajeros que van atrás, pero en un 208, C3 o Fiesta, mucho menos, con lo cual se lleva el aprobado. Hay buen ancho, pero la plaza central es algo dura y en los pies irán flanqueando un pequeño falso túnel de transmisión.


Estas nuevas plataformas como la del Rio ofrecen cada vez mejor espacio sin estirar el largo total, y esto se ve también en el baúl, con generosos 325 litros, una cifra que es de lo mejor entre sus rivales. Por debajo del piso aparece un auxilio idéntico a los cuatro titulares.


Si mirás el precio, que coquetea con algunos medianos, podés criticarle algunos extras al equipamiento que no aparecen. Pero cuenta con techo corredizo, cuero, sensor de estacionamiento con cámara, encendido automático de luces y climatizador. Es decir, una buena dotación mirando lo que ofrecen sus rivales.

 

MOTOR/PRESTACIONES

El motor es un viejo conocido de Hyundai-Kia, presente en el Soul, el Cerato o el Creta. Es un clásico 1.6 con una buena potencia nominal, de 123 CV (un Polo ofrece 110, los de PSA 115 y el Fiesta 120), pero que la consigue a un buen número de vueltas, con lo cual entrega cifras algo modestas en términos de aceleración y recuperaciones.

 

Ojo, en el segmento, salvo un Fiat Argo (que con 130 caballos está cerca de los 10 segundos) la mayoría acelera entre 11 y 12 segundos (Fiesta, Note, Polo, 208), con lo cual los 11,5 conseguidos por el Rio no quedan mal parados ante la competencia, pero sí teniendo en cuenta los 123 CV. Las recuperaciones, con una caja que está en sintonía con el motor (no es tonta pero tampoco una luz en el pasaje de cambios), clavaron 8,4 segundos para el 80 a 120 km/h en Drive.


El consumo en ciudad es elevado, ya que se acerca a los 11 litros, pero en ruta a velocidades constantes está dentro de lo esperado, con casi 7/100 km a 100 km/h y menos de 9 a 130 km/h, que igual son cifras superiores a lo que gasta un 208, un Fiesta o un Polo.

 

COMPORTAMIENTO

Uno de los puntos altos del Rio está en su comportamiento. Es fácil que haga lo que uno le pide, tanto en ciudad, donde se disfruta la maniobrabilidad, como en ruta, donde las limitaciones a un manejo deportivo vienen más por la precisión de la dirección que por la puesta a punto del chasis.

 

Es durito como me gusta para disfrutar en ruta, pero tambien es cierto que el perfil bajo de los neumáticos de esta versión SX lo tornan algo incómodo en ciertas situaciones como puede ser empedrados, cunetas o cruces de vías. Quien quiera un auto superconfortable deberá mirar para otro lado o comprobar qué tal son las versiones de entrada del Rio, algo que todavía nosotros no hicimos.

 

SEGURIDAD

El salto en el equipamiento de seguridad entre los dos niveles de Rio es notable. El EX se conforma con lo que exige la ley (doble airbag, ABS e isofix), mientras que este SW agrega bolsas laterales y de cortina y control de estabilidad. Es decir, una dotación muy buena para el full y muy criticable (teniendo en cuenta además el precio) en el base.

 

Los frenos del Rio son buenos, pero sin brillar. Se detiene de 100 a 0 en 41 metros, que es una cifra estándar en los productos fabricados en la región.

 

PRECIO/COMPETENCIA

Cuando apareció en el mercado, en marzo, el Rio salió con precios que no eran económicos, aunque sí competitivos (23.900 dólares). Pese a que viene de Corea, un Picanto (que en menos auto en tamaño y potencia) cuesta 1.900 dólares menos que el Rio base automático, con lo cual el hecho de venir de México lo benefició, pero tampoco es que lo posicionó entre los más baratos de su clase.

 

Es cierto que este SX, por el nivel de equipamiento y calidad, justificaba estar un poco arriba del segmento también por ese plus que Kia cree que puede cobrar por sus productos enfrentados a lo que se ofrece en el Mercosur.

 

El tema es que con la devalueta del dólar, cualquier ecuación quedó, al menos, postergada. Si el verde vuelve a plancharse y los productos regionales acompañan la inflación (hoy sus rivales full apenas si pasan los 500.000 pesos), en unos meses va a volver a ser una buena idea echarle una mirada al Rio. Argumentos para pelear, como por ejemplo los 5 años de garantía que ofrece, tiene de sobra.

Velocidad máxima

Alcanzada:Sin datos Km/h.


Aceleraciones

0-100 km/h:11,5 s.
0-400 metros:17,7 s.
0-1000 metros:32,9 s.


Recuperaciones

80-120 km/h en 4ª: s.
80-120 km/h en 5ª: s.
80-120 km/h en 6ª: 8,4 s.


Frenada

100-0 km/h: 41,0 mts.
140-0 km/h: 69,0 mts.


Consumos

100 km/h: 6,2 litros/100 km.
130 km/h: 8,3 litros/100 km.
Urbano: 10,8 litros/100 km.

MOTOR

Naftero, 4 cilindros, 16 válvulas

Cilindrada: 1.590 cm3
Alimentación: Nafta
Potencia: 123 CV a 6300
Torque: 15,4 kgm a 4800 rpm

TRANSMISIÓN

Caja: Automática de 6 marchas
Tracción: Delantera
Frenos: Disco/Tambor

TREN DE RODAJE

Suspensiones: McPherson/Eje rígido
Dirección: Eléctrica
Neumáticos: 205/45 x 17"

DIMENSIONES Y CAPACIDADES

Largo/Ancho/Alto: 4065/1725/1450 mm
Peso: 0 kg
Baúl: 325 litros
Tanque: 50 litros

EQUIPAMIENTO DESTACADO

CONFORT

Butaca y volante con regulación en altura
Cámara de retroceso
Climatizador
Control crucero
Encendido automático de luces Faros antiniebla delanteros
Llantas de aleación
Pantalla táctil
Pack eléctrico
Sensor de estacionamiento trasero
Sensor de lluvia
Tapizado de cuero
Techo corredizo

SEGURIDAD

Airbags frontales
laterales y de cortina
ABS
Apoyacabezas (5)
Cinturones inerciales (5)
Control de tracción y estabilidad
Isofix
Faros de led diurnos

OPCIONALES


 


 
  • DISEÑO
  • HABITABILIDAD / CONFORT
  • PRESTACIONES / MOTOR
  • COMPORTAMIENTO
  • SEGURIDAD
  • PRECIO / COMPETENCIA
  • EQUIPAMIENTO
  • 8
  • 7
  • 6
  • 7
  • 7
  • 5
  • 7
6,7
  • Diseño atractivo
  • Calidad interior
  • Comportamiento general
  • Garantía
  • Espacio/Baúl
  • Precio elevado
  • Prestaciones modestas
  • Consumo en ciudad
  • Confort de marcha
  • ESP solo en esta versión