Deportivos

Así es el nuevo Dodge Challenger de 840 CV

El muscle car que tiene chances de llegar a la Argentina en el segundo semestre sumó una versión SRT Demon con mejoras específicas para las drag races norteamericanas.
12 / 4 / 2017 | 1 Comentarios
En el marco del Salón del Automóvil de Nueva York, Dodge presentó el Challenger SRT Demon, la nueva versión súper picante del muscle car que está en los planes de FCA para el mercado argentino en el transcurso del año.

Está desarrollado sobre la base del Challenger SRT Hellcat, pero su motor Hemi V8 de 6.2 litros sobrealimentado crece en potencia hasta los 840 CV. A esta cifra llega gracias a la implementación de un sobrealimentador de 2.7 litros, a una presión de soplado de 11,6 psi (antes, de 14,5) y al cambio de pistones, varillas, tren de válvulas y bombas de combustible.

A 840 caballos llega cuando el tanque de combustible es abastecido con nafta de más de 100 octanos. Con combustible normal, la furia se detiene en 808 caballos. Tiene dos llaves: una que limita la potencia a 500 CV y otra que, en función del combustible, amplía el abanico hasta los 808 o 840 CV.

A su vez, el límite de revoluciones aumentó de 6.200 a 6.500 vueltas por minuto. Se reforzaron las bielas y se incorporaron tres tomas de admisión de aire: una en el capot, otra en el faro del conductor y otra en la zona del paso de rueda.

El Hemi V8 trabaja en este caso junto a una transmisión automática reforzada de ocho velocidades. Incluye un convertidor de par que ofrece un aumento del 18 por ciento en la multiplicación del par junto al sistema Transbrake, que bloquea el eje de salida de la transmisión al estilo Launch Control.

Gracias a esto, el SRT Demon acelera de 0 a 100 km/h en 2,3 segundos y completa el cuarto de milla en 9,65 segundos a una velocidad máxima de 225 km/h. Además, los 1,8 G de fuerza generada en la aceleración lo convierten en el primer vehículo de producción que puede despegar las ruedas delanteras del piso.

El ahorro de peso con respecto al Hellcat es de 90 kilogramos. Lo obtiene gracias a la eliminación del asiento del acompañante, los asientos traseros (se pueden instalar por apenas 1 dólar) y los 16 parlantes, y la implementación de pinzas de freno de aluminio ligero.

En cuanto a la estética, agrega logotipos en la carrocería (que es más ancha en los pasos de rueda), llantas de aleación específicas, nuevas salidas de escape y una entrada de aire “Air Grabber” más grande sobre el capot con 290,32 cm2. Puertas adentro, añade parámetros al sistema multimedia Uconnect para mejorar la respuesta del vehículo en la aceleración.


 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 


Marcos A
miércoles, 12 de abril de 2017
`el faro del conductor`