Mejor en todo

Mercedes-AMG C 63: el más potente de los Clase C

Luego de la llegada al mundo del modelo convencional, la marca de la estrella dio a conocer sus variantes más poderosas, con estética específica y motores V8 biturbo con potencias de 476 y 510 caballos.
24 / 9 / 2014 | 0 Comentarios
Mercedes-Benz presentó en Europa las variantes más potentes de la nueva Clase C. Se trata de los modelos Mercedes-AMG C 63 y Mercedes-AMG C 63 S, que poseen nueva denominación (el anterior se llamaba C 63 AMG) y se diferencian por su estética, pero principalmente por su mecánica y potencia.

 

Cuenta con una motorización V8 4.0 similar a la recientemente estrenada por el Mercedes-AMG GT. Posee inyección directa y doble turbocompresor, además de dos niveles de potencia: 476 y 510 caballos para la variante "S", mientras que el torque es de 65,6 y 70,7 kgm respectivamente.

En ambos casos, la caja que los acompaña es una automática de siete marchas con sistema de embrague multidisco y modo manual con levas al volante. La tracción está a cargo de las ruedas traseras, mientras que el diferencial es mecánico (C 63) o electrónico (C 63 S).

 

El C 63 AMG acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos (4,0 el C 63 S) y posee una velocidad máima limitada en los 250 km/h, al mismo tiempo que el consumo promedio puede ir desde los 8,2 hasta los 8,6 l/100 km.

Otros de sus "chiches" es la suspensión AMG Ride Control, la cual permite tres niveles de configuración gracias a sus amortiguadores de dureza variable en forma electrónica, y el sistema de frenado automático, también presente en el Clase C convencional.

Disponible en versiones sedán y familiar, la estética se diferencia por los nuevos paragolpes y llantas de aleación, de 18 pulgadas en el convencional y de 19 en el "S". El interior, por su parte, recurre a los asientos deportivos y a las terminaciones específicas, entre otros detalles.