Seguridad

Se postergó la obligatoriedad del ESP en la Argentina

El Gobierno y las automotrices acordaron 'patear' la medida hasta 2020. Distintas organizaciones de seguridad vial manifestaron su rechazo a esta posibilidad.
11 / 1 / 2018 | 0 Comentarios
La inclusión obligatoria del control de estabilidad (ESC) de serie en todos los modelos nuevos presentados en el mercado argentino se postergó hasta 2020. En 2013 se había acordado hacerlo a partir de este año, pero entre el Gobierno y las automotrices decidieron posponerlo.

¿Quiénes son los responsables de esta postergación? El Ministerio de Transporte, el Ministerio de Producción, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa) y la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores (Cidoa).

Todas estas entidades firmaron el Acta Acuerdo que se publicó en el Boletín Oficial a fines de diciembre. Éste, a su vez, establece que el control de estabilidad será obligatorio para todos los 0 km –no sólo para los modelos nuevos– recién a partir de 2022.

Como era de imaginar, distintos organismos dedicados a la seguridad vial criticaron fuertemente esta medida: “Es preocupante que el motivo sea el bolsillo de unos pocos en beneficio de corporaciones multinacionales, a costa de la seguridad de los argentinos”, manifestó Latin NCAP.

“La importancia de la seguridad vial y el compromiso en la prevención de muertes por accidentes de tránsito parece estar ausente en estos debates en nuestro gobierno”, agregaron desde FIA Latinoamérica. La decisión de postergación es “inadecuada”, sostuvo su gerente de Movilidad y Políticas Públicas, Leandro Perillo.

Las automotrices, por su parte, aducen que necesitan “hermanar medidas con Brasil para optimizar su ejecución”. Sucede que en el país vecino la obligatoriedad de este sistema de seguridad está fijada para 2020 en modelos nuevos y para 2022 en todos los 0 km.