Seguridad

Latin NCAP: todas las pruebas de choque de 2017

Qué puntaje obtuvieron los autos que se venden o venderán en la Argentina por parte del organismo latinoamericano. Repasamos lo más destacado de cada crash test.
28 / 12 / 2017 | 0 Comentarios
En el transcurso de 201, el Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe (Latin NCAP) publicó los resultados de las pruebas de choque realizadas a 10 modelos distintos de interés en la Argentina: Toyota Corolla, Volkswagen Golf/Seat Ateca, Volkswagen Polo, Nissan Murano, Nissan Kicks, Renault Captur, Renault Kwid, Fiat Mobi, Chevrolet Onix y Ford Ka.

A continuación, repasamos lo más destacado de cada crash test, en orden cronológico…

VOLKSWAGEN GOLF/SEAT ATECA

 


Fabricado en Brasil (a la Argentina viene de México), obtuvo cinco estrellas y el premio Advanced Awards, exclusivo para los que reciben la calificación máxima.

El hatchback de la marca alemana consiguió 33.30 puntos sobre 34.00 posibles en protección para ocupantes adultos y 43.52 sobre 49.00 en protección para ocupantes niños. Latin NCAP reconoció una buena protección para todos los pasajeros en el impacto frontal, el impacto lateral y el impacto lateral de poste.

El Ateca (no está en el país, pero Seat reconoció su intención de volver a vender autos en la Argentina, entre ellos este modelo) también obtuvo cinco estrellas.

El SUV alcanzó 32.65 puntos sobre 34.00 posibles en protección para ocupantes adultos y 42.48 sobre 49.00 en protección para ocupantes niños. También con siete airbags, control de estabilidad y anclajes Isofix, el SUV que comparte plataforma con el Tiguan brindó, según Latin NCAP, una “buena protección” para todos los pasajeros en las pruebas de impacto frontal, impacto lateral e impacto lateral de poste.

CHEVROLET ONIX


 


Fue calificado con cero estrellas en protección para ocupantes adultos (0 sobre 34.00 puntos posibles) y tres estrellas en protección para ocupantes niños (27.38 de 49.000). Esta vez fue testeado bajo las normas del nuevo protocolo, que establece también la prueba de choque lateral.

La unidad evaluada contaba con doble airbag frontal, frenos ABS y pretensor en el cinturón de seguridad del conductor, tal cual ofrecen en la Argentina las opciones de entrada de gama. No tenía airbags adicionales ni anclajes Isofix para sillas de niños.  

“En el impacto lateral, las lecturas del dummy mostraron protección adecuada para cabeza y pelvis, protección marginal para el abdomen y protección pobre para el pecho, lo que explica el resultado de cero estrellas”, sostiene el comunicado de Latin NCAP.

“El vehículo mostró una penetración alta de la barrera móvil que causó un alto desplazamiento del pilar B y del asiento de pasajeros, lo que da para cuestionar la capacidad del vehículo de ofrecer mejor protección lateral aun cuando cuente con airbags laterales”, afirma Latin NCAP.

RENAULT CAPTUR


 


Obtuvo cuatro estrellas en protección para pasajeros adultos (30.27 puntos sobre 34.00 posibles) y tres estrellas en protección para ocupantes niños (33.68 puntos sobre 49.00 posibles).

“La protección ofrecida a la cabeza y el cuello del conductor y pasajero fue buena. El pecho del conductor recibió protección marginal y fue buena para el pecho del acompañante. Las rodillas de ambos recibieron buena protección sin ser alcanzadas por estructuras peligrosas”, sostuvo Latin NCAP en su comunicado oficial.

Con respecto a la protección infantil, el comunicado dice: “El SRI del niño de 3 años fue incapaz de evitar movimientos hacia adelante durante el impacto frontal apenas más allá del límite permitido. El dummy de 18 meses Q1.5 fue instalado mirando hacia atrás, utilizando los cinturones de seguridad y su protección fue buena en el impacto frontal”.

TOYOTA COROLLA


 


Obtuvo cinco estrellas en protección para ocupantes adultos (29.60 puntos sobre 34.00 posibles) y la misma cantidad para ocupantes niños (44.88 de 49.00).

En todos los casos, los Corolla chocados tenían doble airbag frontal, dos airbags laterales, dos airbags de cortina y un airbag para la rodilla del conductor. Además, contaban con pretensores en los cinturones de seguridad delanteros, con anclajes Isofix para sillas de niños, con control de estabilidad y con frenos ABS.

“La protección ofrecida a la cabeza y cuello del conductor y del acompañante fue buena. El pecho del conductor recibió protección marginal y el pecho del acompañante recibió protección adecuada de los sistemas de retención. El área de los pies es estable y mostró deformación insignificante. La estructura fue considerada como estable”, manifestó Latin NCAP sobre la prueba de choque frontal.

Sobre el impacto lateral, dijo: “Las bolsas de aire laterales y las de cortina para la cabeza ofrecieron buena protección a la cabeza, pecho, abdomen y pelvis del adulto. Y en el lateral de poste la protección a la cabeza, el abdomen y la pelvis fue buena, y adecuada para el pecho”.

En cuanto a los ocupantes infantiles, Latin NCAP sostuvo que los Sistemas de Retención Infantil lograron “buena protección durante el impacto frontal y el impacto lateral”. Además, que “todos los SRI que fueron evaluados en instalación mostraron resultado positivo pasando la instalación”.

VOLKSWAGEN POLO


 


Obtuvo cinco estrellas en protección para ocupantes adultos (32.13 puntos de 34.00 posibles) y la misma cantidad para ocupantes niños (43.00 sobre 49.00).

Las unidades evaluadas se fabricaron en Brasil con doble airbag frontal, airbags laterales, pretensores en los cinturones de seguridad delanteros, anclajes Isofix, sistema de frenos ABS y control de estabilidad.

En el impacto frontal, Latin NCAP detectó “buena protección” para la cabeza y cuello del conductor y del acompañante, para el pecho del acompañante y para las rodillas del conductor y del acompañante. En tanto, fue “adecuada” para el pecho del conductor.

“El área de los pies es estable y mostró deformación insignificante .La protección a los pies es buena. La estructura fue considerada como estable”, agrega el comunicado oficial del organismo latinoamericano.

Además, Latin NCAP manifestó que los sistemas de retención infantil fueron capaces de “impedir el movimiento hacia adelante durante el impacto frontal más allá de los límites permitidos”. Y que “fueron bien protegidos durante el impacto frontal”.

FORD KA


 


Obtuvo cero estrellas en la protección para ocupantes adultos (00.00 sobre 34.00 posibles) y tres estrellas para ocupantes niños (30.98 de 49.00).

Las unidades evaluadas se fabricaron en Brasil con doble airbag frontal, pretensor en el cinturón de seguridad del conductor, frenos ABS y anclajes Isofix para sillas de niños. Se utilizaron ejemplares de cuatro (frontal) y cinco (lateral con barrera) para las distintas pruebas de impacto.

Este modelo había sido probado en noviembre de 2015. En ese entonces, Latin NCAP le adjudicó cuatro estrellas en protección para ocupantes adultos (12.17 sobre 17.00 posibles), pero el nuevo protocolo –vigente desde 2016– obliga a realizar la prueba lateral con barrera, y allí es donde perdió todos sus puntos.

“El vehículo mostró una penetración alta de la barrera móvil que causó un alto desplazamiento del pilar B, lo que da para cuestionar la capacidad del vehículo de ofrecer mejor protección lateral aun cuando cuente con airbags laterales. La puerta trasera del lado del impacto se abrió durante el test de impacto lateral, exponiendo a los pasajeros a un peligro mayor”, explicó Latin NCAP.

RENAULT KWID


 


Obtuvo tres estrellas en la protección para ocupantes adultos (22.85 sobre un máximo de 34.00 puntos) y tres estrellas en la protección para ocupantes niños (33.87 de 49.00).

Las unidades evaluadas se fabricaron en Brasil con cuatro airbags (dos frontales y dos laterales), pretensores en los cinturones de seguridad delanteros, frenos ABS y anclajes Isofix, tal cual se vende en el mercado argentino (ver precios, versiones y equipamiento en este enlace).

Este modelo había sido probado en 2016 por Global NCAP, pero fabricado en la India. En ese entonces había obtenido cero estrellas. “Muestra una clara mejora respecto a la versión india. Es el resultado de diferentes tipos de evoluciones, como la reforma estructural y los agregados de equipamiento”, sostuvo el secretario general de Latin NCAP, Alejandro Furas. “Es un excelente trabajo de Renault para Latinoamérica”, sentenció.

NISSAN KICKS/MURANO


 


Los Nissan Kicks y Murano fueron evaluados por Latin NCAP y obtuvieron cuatro y cinco estrellas, respectivamente, en protección para ocupantes adultos. El primero alcanzó 25.39 puntos sobre 34.00 posibles y el segundo, 28.72.

A su vez, el Kicks consiguió cuatro estrellas en protección para ocupantes niños (37.41 puntos sobre 49.00 posibles) y el Murano, 34.66. Las unidades probadas del Kicks se fabricaron en Brasil y las del Murano, en Estados Unidos.

El SUV brasileño hizo su debut en Latin NCAP, organismo que lo probó con dos airbags, anclajes Isofix, pretensores en los cinturones de seguridad y control de estabilidad. Su estructura fue considerada “inestable”, aunque la protección en el impacto frontal a la cabeza y el cuello del conductor y del acompañante fue buena.

El SUV norteamericano se recuperó del mal desempeño mostrado en diciembre de 2016, cuando Latin NCAP le otorgó dos estrellas en protección para ocupantes adultos. En aquel entonces, había fallado la protección para pecho, tibia y rodillas del conductor, y la estructura había sido catalogada como inestable “ya que la línea de carga del parabrisas y de la puerta del conductor no pueden soportar cargas mayores” (más detalles, en este enlace).