Internacional

El Dodge Viper dejará de producirse el 31 de agosto

El fin de la víbora de Detroit ya tiene fecha confirmada. Se produjo desde 1992 con varios altibajos e interrupciones, pero sin duda es un ícono entre los deportivos norteamericanos.
13 / 7 / 2017 | 0 Comentarios
Como lo habíamos anticipado el año pasado, el Dodge Viper dejará de producirse. Fiat Chrysler Automobiles (FCA) confirmó que la última unidad saldrá de la línea de montaje de la Conner Avenue Assembly Plant (Detroit) el próximo 31 de agosto.

La fábrica cerrará y 87 empleados de la automotriz serán reubicados en otros proyectos actuales. Las instalaciones permanecerán cerradas por el momento y no está confirmado para qué serán reutilizadas en durante los próximos años.

Aquella monstruosa máquina de diez cilindros en V que nació en 1992 está viviendo su etapa final de comercialización, tras veinticinco años con varios altibajos. Sobre todo en la última década, cuando lo velaron y resucitaron en más de una ocasión. Fueron 30 mil las unidades que se fabricaron en total de este modelo, que se convirtió indudablemente en un auto de culto, capaz de demostrar lo que la firma americana es capaz de hacer en materia de superdeportivos.

La víbora de Detroit surgió a fines de la década del ´80, cuando el por entonces CEO de Chrysler, Bob Lutz, se propuso desarrollar una interpretación moderna del Cobra original. Presentó el primer prototipo en el NAIAS de 1989 y, como consecuencia del furor que causó, enseguida reunió a un grupo de 85 ingenieros para empezar a diseñar una versión de producción.

El Equipo Viper tardó nueve meses en terminarlo, con la colaboración especial de Carroll Shelby, quien había creado el concepto Cobra. Además, recurrieron a Lamborghini (en ese entonces, pertenecía a Chrysler) para optimizar el motor que la firma americana había utilizado sólo en camiones. Entre otras cosas, tuvieron que utilizar aluminio en la construcción del bloque para reducir el peso (era de acero) y pasar de dos a cuatro válvulas por cilindro. Los primeros pre-serie estuvieron listos en 1991.

La primera generación (1992) no tenía manijas en las puertas, carecía de ventanas y traía un techo descapotable de tela. Equipaba paneles de fibra de vidrio –compensaban los 300 kg que pesaba su impulsor–, chasis de acero y un V10 con 400 caballos de potencia. El cuarto de milla lo hacía en 12,6 segundos y alcanzaba más de 290 km/h.

Cuatro años más tarde aparecería por primera vez una versión coupé, denominada GTS. Más allá de algunos cambios en el interior –ofrecía más espacio para la cabeza del conductor–, la novedad eran los 50 burros que ganaba su motor respecto al descapotable, para ofrecer un total de 450 CV. Además, comenzó a contar con doble airbag frontal, que a esa altura ya eran obligatorios por ley en los Estados Unidos (en la Argentina lo fueron 18 años después).

En 2003 apareció una actualización denominada Viper SRT-10. Con 500 caballos de potencia, se vendió durante dos años únicamente con carrocería descapotable y en 2005 sumó una opción SRT-10 Coupé. Y en 2008 la firma americana lo retocó para entregar 600 CV con el motor 8.4 litros. Con esta mecánica, la aceleración de 0 a 100 km/h era de 3,5 segundos.

En 2009, Chrysler anunció que dejaría de producirlo, pero volvió en 2013 con la mejor relación peso potencia de su historia. Construido con chasis de aluminio y carrocería de fibra de carbono, el Viper V10 8.4 litros empezó a regalarle a sus clientes 640 CV y 813 Nm sin recurrir al turbo. En estas mejoras tuvieron mucho que ver los ingenieros de Ferrari y Maserati, marcas del Grupo Fiat, con el que Chrysler hizo algunos negocios antes de juntarse como FCA.

Hoy en día, el Grupo Fiat Chrysler Automobiles tiene la decisión tomada: ya no fabricará el Viper. Si bien, como comentamos al principio de esta nota, la era del turbo está arrasando con los motores de aspiración natural, Sergio Marchionne, CEO de FCA, explicó que la principal causa de su discontinuación es la obligación de instalar airbags de cortina en todos los automóviles norteamericanos desde, algo que la estructura del modelo actual no permite. Y el rediseño de la misma demandaría un costo que no quieren asumir.


Así es el concept que se presentó en el Salón de Detroit 1989. Causó furor. 



Sin ventanas y con techo de tela descapotable, superaba los 290 km/h.



El primer Viper con carrocería coupé llegó en 1996. Ya tenía airbags frontales.



Hacia 2008, ya entregaba 600 CV y aceleraba de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos.



En 2013 alcanzó la mejor relación peso/potencia de su historia, gracias a los 640 caballos.