Destinado al trabajo

Mini Clubvan, el que faltaba

La marca sumó una nueva variante a su cada vez más amplia oferta de productos en el Viejo Continente. Capacidad de baúl de 860 litros, sobre la base del Clubman.
25 / 6 / 2012 | 2 Comentarios
Mini creó el Clubvan, un producto con “raíces históricas”, ya que se trata del sucesor natural del Morris Mini Van, un modelo nacido en la década del sesenta, sólo un año después de aparecida la carrocería de tres puertas. Tomando la base del conocido Clubman -que se ofrece en la Argentina-, Mini ha desarrollado un nuevo producto, esta vez orientado a lo funcional y a lo profesional.

 

Aprovechando la carrocería con formato familiar del Clubman, con 3.96 metros de longitud, 1.68 metros de ancho y 1.43 m de alto (además de una distancia entre ejes de 2,55 metros), y mediante la renuncia a las plazas posteriores, el Clubvan consiguió una capacidad de carga de 500 kilos y un volumen disponible de ¡860 litros!. Como el modelo familiar, mantiene la configuración de cinco puertas, es decir dos en el lateral derecho, dos en la parte trasera y una del lado del conductor. 

Dicho espacio de carga se caracteriza por contar con paneles laterales que exteriormente lucen el mismo color del auto, mientras que puertas adentro incluyen un refuerzo con una lámina de policarbonato, no permitiendo además que se vea lo que se transporta. Más detalles: las ventanas del portón están tintadas, el piso es completamente plano y hay variadas tomas de 12 voltios y seis cornamusas para fijar objetos. Otro elemento a destacar es el que separa el compartimiento de carga del habitáculo, realizado parcialmente en aluminio.

 

Son tres las versiones con las que se ofrece el Clubvan en Europa. Una de ellas es la One, equipada con un motor naftero 1.6/16v de 98 CV (0 a 100 km/h en 11,1 segundos, velocidad máxima de 185 km/h, consumo promedio de 5,5 l/10 km). También está presente la variante Cooper Clubvan, con motor 1.6 de 122 CV, una aceleración de 9,8 segundos y una velocidad máxima de 201 km/h. Por su parte, la única variante diésel es la Cooper D, equipada con un motor de 112 caballos que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos y alcanzar los 197 km/h, además de lograr un consumo promedio de 3,9 l/100 km.

 

En lo que respecta a su estética, el Clubvan puede ser personalizado según las preferencias del cliente y los usos que se le darán al vehículo. Se ofrece en cuatro colores: Pepper White, Ice Blue, British Racing Gr metalizado, mientras que el techo, las ventanas laterales posteriores, los parantes centrales y los espejos retrovisores son del mismo color de la carrocería. De serie, las llantas son unas con diseño exclusivo de 15 pulgadas; opcionalmente hay otras de aleación de 15, 16 ó 17 pulgadas.

Por su parte, el habitáculo también puede personalizarse a través del tapizado de los asientos y diferentes listones embellecedores, mientras que el equipamiento puede agregar faros de xenón, luz de orientación automática en curvas, climatizador y gancho de remolque.

 
 

 

Dieguito
lunes, 25 de junio de 2012
Como mi kangoo..
Marcos A
lunes, 25 de junio de 2012
feisimo, como toda la familia, pero al ser utilitario zafa solo un pquitito mas. ah. dicen 4 colores, nombran solo 3