Oficial

Polestar se separó de Volvo para producir autos eléctricos

La firma que hasta aquí producía deportivos para Volvo seguirá su propio camino como fabricante de vehículos eléctricos, aunque seguirá bajo la órbita de Geely.
29 / 9 / 2017 | 0 Comentarios
Polestar dejará de desarrollar vehículos deportivos para Volvo y comenzará a trabajar en una gama propia de modelos completamente eléctricos y a la vez prestacionales. El objetivo sería competir de lleno contra los autos de Tesla, misión que ya se propusieron varias automotrices, por ahora sin éxito.

El anuncio de la escisión llegó de una manera muy extraña: a través de Instagram. Polestar Cars publicó una foto con la leyenda “The End” y sin descripción alguna. Y ese “The End”, en realidad, es algo confuso, porque Polestar no se desvinculará de la empresa matriz, Geely (la dueña de Volvo), sino que tendrá un mayor protagonismo dentro del Grupo.

A pesar de esto, Polestar seguirá aprovechando las nuevas plataformas de Volvo para fabricar sus futuros autos libres de emisiones de gases contaminantes, concretamente las Scalable Product Architecture (SPA) y Compact Modular Architecture (CMA).

“Estoy realmente emocionado por asumir el reto de posicionar esta marca, desarrollando una fabulosa cartera de productos a medida y canalizando la pasión que todo el equipo de Polestar tiene. El próximo capítulo de la historia de Polestar tan solo está empezando”, sostuvo Thomas Ingenlath, el que hasta ahora era el vicepresidente de diseño de Polestar y pasó a ser el nuevo director de la empresa sueca.

Por su parte, Volvo seguirá comercializando normalmente su gama de productos hasta 2019. A partir de ese año, confirmó que le dirá adiós a los vehículos con motores 100 por ciento de combustión interna. Desde ese momento lanzará únicamente modelos híbridos y eléctricos, aunque los actuales no desaparecerán de un día para el otro sino que serán reemplazados paulatinamente.