Con prueba de manejo incluida

Así es el programa VW Experto Amarok

Invitados por la marca alemana, participamos del plan de capacitación para vendedores y clientes corporativos del modelo. Más sobre las cualidades y aptitues de la pick up nacional.
23 / 11 / 2015 | 1 Comentarios
Arawak de Cardales fue el lugar elegido por Volkswagen Argentina para reunir a un grupo de periodistas especializados para compartir la tercera edición del programa Experto Amarok, destinado a la capacitación para vendedores y clientes corporativos.

El generoso chasis de la Amarok junto con toda su mecánica, incluido el motor diésel 2.0 biturbo con 180 CV. 

Dicha acción incluyó formación teórica y práctica, y permite conocer a fondo las características de la primera pick up mediana de la marca alemana, que la produjo por primera vez en la planta de Pacheco para el mundo, y que actualmente es comercializada en unos 70 países en el mundo.

La jornada comenzó con una capacitación teórica brindada por un especialista en la camioneta, y junto con dos unidades de chasis -con mecánica incluida- que nos permitieron conocer las "entrañas" de la Amarok.

Prueba en arena para demostrar las bondades del sistema de tracción integral con diferencial Torsen.

La pick up argentina se destaca por su versatilidad, la cual es conseguida en parte por su amplio espacio interior, con el ancho más generoso del segmento (1944 mm), y con su sistema de suspensión -delantero independiente y trasero con eje rígido- cuya dimensión y ubicación de los elásticos traseros le brinda un reconocido confort de marcha.

La demostración brindada por VW también incluyó una prueba de la capacidad de carga de la pick up, que según versión soporta hasta 1.200 kilogramos. Trabajando a pleno, la suspensión trasera aún continúa ofreciendo un recorrido que le permite brindar confort de marcha y seguridad.

La Amarok tiene una inclinación lateral de hasta 51 grados.

Cuando llegó en 2010, la camioneta también se destacó por su generoso equipamiento electrónico al servicio del confort, la seguridad y la capacidad off road, cuestiones que pudimos comprobar en la prueba de manejo todoterreno incluida en la capacitación.

Y si nos referimos a la capacidad todoterreno, la Amarok cuenta con un ángulo ataque de 28 grados, ventral de 23 y de salida de 23,6, mientras que la capacidad de trepada es de 45 grados, la capacidad de vadeo de 500 milímetros, la inclinación lateral de 49,7 grados hacia la izquierda y de 50,8 a la derecha y una capacidad de remolque con freno de hasta 3.200 kilogramos.

Aquí la Amarok demostrando la capacidad de protección del chapón que cubre la mecánica.

Las pruebas dinámicas en Arawak demostraron las aptitudes del modelo. La primera tuvo que ver con el sistema de tracción electrónica, el cual posee reductora (con relación casi 3 veces más corta que las marchas convencionales) y un reparto de 50/50 entre ambos ejes para la versión manual de sexta. Además, todas cuentan con diferencial electrónico EDL, mientras que la opción automática -con ocho velocidades- dispone del exclusivo sistema integral con diferencial central Torsen, que envía hasta un 60% del torque a cada uno de los ejes. Otra de las exclusividades del modelo es el sistema de frenos ABS Off road, el cual cambia los parámetros de la electrónica para reducir las cifras de frenado y mejorar las detenciones fuera del asfalto.

La Amarok nacional cuenta con dos motores diésel 2.0 TDI con cuatro cilindros. Hay una versión con turbocompresor de geometría variable, 140 caballos a 4000 rpm y 34,7 kgm (340 Nm) de torque entre 1600 y 2250 rpm, y otra con dos turbos que desarrolla 180 CV a 4000 rpm y hasta 42,8 kgm (420 Nm) de torque con la caja automática ZF con ocho velocidades, que posee un convertidor de par de última generación, un paso de marchas en apenas 18 centésimas de segundo, una primera marcha corta y mayor capacidad de remolque que en el modelo manual con caja de sexta.

En la prueba de "cruce de puentes" demostró la eficiencia del diferencial electrónico EDL. 

Una vez en marcha y al volante de la Amarok en el circuito off road, comprobamos nuevamente la buena posición de manejo -con doble regulación de volante- y la robustez que transmite el chasis, la suspensión y la estructura de la carrocería. El buen despeje le permite pasar por lugares donde parece que va a quedar "colgada". Además, el chapón es bien firme y cubre una amplia zona de los bajos.  
Circulamos por caminos de tierra con sectores con mucho barro, grandes huellas y pozos, situaciones en las que la pick ni se inmuta y no ofrece ni ruidos ni sensaciones desagradables, lo cual transmite robustez y confianza al conductor.

En el barro espeso también se lucen la caja automática y el sistema de tracción integral permanente, combinación que nos tocó manejar. El sistema simplifica el trabajo del conductor, ofreciendo una reparto de tracción eficiente que siempre nos permitió pasar los obstáculos sin inconvenientes.

Con tres años en el mercado argentino, el programa Expero Amarok cruzará las fronteras y también formará parte de la capacitación para vendedores en otros países.

Todo sobre Experto Amarok, en este video.