A cielo abierto

Cabrio: el MINI que se transforma en 18 segundos

La cuarta carrocería de la nueva generación cuenta con el clásico techo de lona que se acciona en forma eléctrica, cuatro plazas y motores con hasta 192 CV.
23 / 10 / 2015 | 0 Comentarios
Luego del lanzamiento de los nuevos MINI con carrocerías hatchback con tres y cinco puertas, la marca perteneciente al Grupo BMW dio a conocer la versión Cabrio, que como siempre se destaca por la presencia del techo de lona.

 

El nuevo modelo llega con diseño renovado pero conservando el estilo simpático y a la vez deportivo, además de ofrecer medidas más generosas, con un largo que se incrementó 98 milímetros hasta los 3.850 mm, un ancho con 44 mm plus y una distancia entre ejes que sumó 28 mm y ahora mide 2.495 mm.

Como siempre, la capota es de lona y en este caso se activa en forma automática -a través de un sistema eléctrico-, incluyendo el accionamiento de las ventanas laterales. Transforma la fisonomía del MINI en 18 segundos y cuenta con un modo que descubre parte del habitáculo, como un techo corredizo.   

 

Para la protección de los ocupantes, el Cabrio cuenta con un arco de seguridad que se encuentra en el interior del vehículo, y que se eyecta en caso de vuelco.

Y si hablamos del habitáculo, este  MINI ha mantenido la configuración de cuatro plazas, aunque promete más espacio y confort. El baúl tiene 25% más de capacidad, lo que se traduce en 160 litros cuando aloja a la capota, y de 215 l sin ella.  

 

Fiel a su estilo, MINI anuncia un comportamiento dinámico relacionado con un karting, haciendo referencia a la firmeza de la suspensión, que puede incluir chasis deportivo y el sistema de dureza variable DCC.

Los motores responden a la tecnología MINI TwinPower Turbo y cuentan con inyección directa y turbo. Son dos con tres cilindros y 1,5 litros, un diésel con 116 CV (Coope D) y un naftero con 136 CV (Cooper) que está acompañado por el 2.0 con 192 CV y un torque de hasta 30,6 kgm con la función overboost, destinado al Cooper S.  

Las cajas, por su parte, son una manual de sexta que lo equipa de serie y la automática Steptronic con seis marchas y versión deportiva en el caso del "Cooper S". Se combinan con la tracción delantera.