Nunca visto

Así es el Mini 5 puertas: llega en 2015

Es la primera vez que el Mini hatchback cuenta con esa cantidad de accesos al interior. BMW le confirmó a AW que llegará a la Argentina el año que viene, junto a la variante de tres puertas.
5 / 6 / 2014 | 1 Comentarios
Mini ya cuenta con su inédita variante hatchback con carrocería de cinco puertas, ya que es la primera vez que el modelo bicuerpo suma las dos puertas traseras. Es, además, la seguda variante de carrocería de la nueva generación de Mini. Ambas llegarán al mercado argentino en 2015, según le confirmó BMW a AutoWeb.

 

La nueva carrocería ha recurrido a la configuración convencional de cuatro puertas laterales y un portón (como en el Countryman), además de extender la distancia entre ejes en 72 milímetros, el mismo espacio que se ha ganado en las plazas posteriores.

La longitud creció 161 mm y ahora se ubica en los 3.982 milímetros (4.005 mm en los S y SD), mientras que el ancho se mantuvo, y la altura de la carrocería se incrementó 11 mm.

 

La capacidad del baúl se incrementó 67 litros respecto del tres puertas, para pasar a contar con un volumen total de 278 litros. Además, el respaldo del asiento trasero es rebatible por tercios.

En líneas generales, el diseño es similar al de la variante de tres puertas, teniendo como elementos característicos a la parrilla hexagonal, a las ópticas delanteras con diseño circular, a las luces traseras con marcos cromados y a los espejos y el techo haciendo contraste con otra tonalidad. La diferencia se encuentra en el sector tres cuarto trasero, donde se observa la nueva tercera ventanilla.

 

Inicialmente, Mini ha anunciado cuatro versiones, todas con motores que incluyen la tecnología TwinPower Turbo, con inyección directa y sobrealimentación, entre otros ítems. Las cajas puden ser una manual de seis marchas o las automáticas Steptronic y Steptronic Sport, ambas con el mismo número de cambios.

La Cooper posee un motor naftero de tres cilindros y 1,5 litros con 136 caballos (HP), con un consumo promedio de entre 4,7 y 4,9 l/100 km entre la versión manual y la automática. El Cooper S recurre al 2.0 de cuatro cilindros con 192 caballos (en reemplazo del 1.6 turbo desarrollado junto a PSA), con el que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 232 km/h.

 

Una de las variantes diésel es la Cooper D, con propulsor 1.5 de tres cilindros con 116 caballos y 27,3 kgm de torque a 1.750 rpm, la cual posee un consumo promedio de apenas 3,6-3,9 l/100 km.

La Cooper SD, por su parte, utiliza un cuatro cilindros de 2,0 litros con 170 caballos y 36,4 kgm entre 1.500 y 2.750 rpm. Con la caja automática, acelera de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y alcanza una velocidad final de 223 km/h. El consumo promedio es de 4,1-4,3 l/100 km.

Entre su equipamiento incluye controles de estabilidad y tracción, múltiples airbags, capó activo para proteger a los peatones en caso de atropello, pantalla color central de hasta 8,8 pulgadas, cámara de visión trasera, control crucero activo, radar anticolisión, alerta de peatones con función de frenado inicial y selector Mini Driving Modes con opciones Mid, Sport y Green, entre otros ítems.

Junto a la ya conocida carrocería de tres puertas.

agustin
viernes, 06 de junio de 2014
la verdad que esta muy lindo la de 5 puerta y el consumo es exelente