Estará en Detroit

MINI anticipa el próximo John Cooper Works

Este prototipo es la antesala de la que será la versión más potente de la nueva gama del F56. Aunque resta la confirmación, seguramente equipe el nuevo 2.0 con más de 220 caballos.
17 / 12 / 2013 | 2 Comentarios
Con el John Cooper Works Concept, la firma perteneciente al Grupo BMW adelanta fielmente cómo será la próxima versión más deportiva y potente de la nueva generación de MINI, identificada con el código F56.

 

Tomando la base del modelo convencional, que a su vez mostró una clara evolución respecto de la generación anterior (el informe, aquí), estéticamente el JCW cuenta con una serie de accesorios en su carrocería que lo volvieron más deportivo.

Dichos elementos son las llantas de aleación específicas de 18 pulgadas, los paragolpes con entradas de aire sobredimensionadas, el alerón posterior y los zócalos laterales. A ello se suman las clásicas franjas dobles que recorren longitudinalmente la carrocería y la profusión de color rojo que se encarga de adornar a la misma.

 

Otros detalles interesantes son los diodos luminosos delanteros, la doble salida de escape con presentación en fibra de carbono y la carrocería en terminación tipo metal pulido con recubrimiento de laca que le aporta brillo y protección.

Ahora, sólo resta esperar que MINI confirme la mecánica y la potencia que llevará el JCW definitivo. Seguramente se trate del nuevo bloque de 2,0 litros con inyección directa, turbocompresor e intercooler, que pasaría de los 192 caballos del Cooper S a más de 220 CV.

El John Cooper Works Concept será mostrado en “vivo y en directo” en la próxima edición del North American International Auto Show (NAIAS), que abrirá sus puertas durante los primeros días de enero. La muestra estadounidense será el escenario propicio para que la marca seguramente dé a conocer el interior y la ficha técnica de su último prototipo.

Willy
martes, 17 de diciembre de 2013
Hermoso, es casi el modelo de produccion!
Fernando
miércoles, 18 de diciembre de 2013
Horrible ese alerón!