Lo que viene

El Hyundai Kona llegará a la Argentina en 2018

El nuevo SUV chico de la marca surcoreana arribará al país en la segunda mitad del año que viene, según le confirmó Hyundai a Autoweb.
6 / 12 / 2017 | 1 Comentarios
El Hyundai Kona se pondrá a la venta en el mercado argentino durante el segundo semestre del año que viene. Lo confirmaron fuentes de la marca surcoreana en diálogo con Autoweb. El SUV compacto complementará la oferta compuesta actualmente por los modelos Creta, Tucson, Santa Fe y Grand Santa Fe.

El Kona (su nombre se inspiró en la región costera de Hawái, que tiene ese nombre) ofrece tres motorizaciones distintas a nivel internacional: una naftera y dos diésel. La primera está compuesta por un 2.0 litros MPI de 149 caballos de potencia y 179 Nm de par máximo, con el que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 10 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 194 km/h. Se combina con una transmisión automática de seis velocidades.

El diésel más potente es un turbo 1.6 litros T-GDI de 177 caballos de potencia y 265 Nm de torque máximo, que trabaja junto a una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades. Este conjunto mecánico le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h.

Para el mercado europeo hay un segundo diésel: es un 1.0 litros turbo T-GDI de tres cilindros, que rinde 120 caballos de potencia y 172 Nm de par máximo. Esta mecánica estará disponible únicamente con caja de cambios manual de seis marchas. Todavía no está confirmado con qué motor se venderá en la Argentina.

Todos los propulsores ofrecen tres modos de conducción: Sport, Normal y Eco. “Optimizan la distribución del par motor y los ajustes del cambio de marchas”, explica Hyundai. El modo Sport pone el foco en la aceleración y la potencia, mientras que el Eco optimiza la economía de combustible sobre el rendimiento.

Si bien la configuración local se confirmará al momento del lanzamiento, en otros países está equipado con pantallas táctiles de 5, 7 u 8 pulgadas, según la versión, con conectividad Android Auto y Apple CarPlay. También con un nuevo Head-Up Display para proyectar una imagen virtual en el panel de vidrio transparente montado detrás del panel de instrumentos, algo que permite al conductor fijar sus ojos en el camino.

A su vez, cuenta con sistemas de asistencia a la conducción: Lane Keeping Assist (LKA), High Beam Assist (HBA) y Advertencia de Atención del Controlador (DAW). También tendrá ayuda frontal para evitar una colisión, que utiliza la cámara delantera y el radar del vehículo para detectar una colisión inminente y evitar el impacto o minimizar el daño al frenar de forma autónoma. 


 



 



 



 



 


Franco
viernes, 08 de diciembre de 2017
Tenía entendido que el 1.0 es naftero