Lo que viene

Así es el Jaguar E-Pace, que llega en 2018 a Argentina

El nuevo SUV chico se posiciona por debajo del F-Pace. Tiene motores nafteros y diésel, todos 2.0 turbo y con potencias de 150 a 300 CV. Estará en el país desde mayo o junio del año que viene.
14 / 7 / 2017 | 1 Comentarios
Jaguar presentó su nuevo SUV chico, el E-Pace. Es una variante más accesible y compacta que el F-Pace, el todoterreno que se lanzó hace poco tiempo en la Argentina (ver má detalles en este enlace). Según pudo saber Autoweb, el nuevo exponente de la gama SUV británica hará su arribo al mercado argentino entre mayo y junio del año que viene.

El E-Pace es 44 centímetros más corto que el F-Pace. El primero tiene 4,39 metros de longitud; el segundo, 4,73. Por eso se prepara para competir contra modelos como BMW X1 y Land Rover Range Rover Evoque, con el que comparte la plataforma LR-MS. Mide 1,98 metros de ancho, 1,65 de alto y 2,68 de distancia entre ejes. El baúl alberga 557 litros.

Todos los motores son 2.0 litros de cuatro cilindros y están sobrealimentados con uno o dos turbocompresores. Los nafteros rinden 249 o 300 caballos de potencia y los diésel, 150, 180 o 240 CV. Según la versión, viene con transmisión manual de seis velocidades o automática de nueve. De todas formas, no está confirmado todavía cómo se venderá en el mercado local.

En cuanto a la tracción, puede ser delantera o integral. En este último caso, el E-Pace incluye un sistema denominado Active Driveline que reparte el par motor mayoritariamente al eje trasero en condiciones normales. También se puede configurar para que el eje delantero reciba más fuerza. Y el conductor dispone de cuatro modos de conducción, que modifican el parámetro de la dirección,  la transmisión, el acelerador y la suspensión, siempre que ésta sea de dureza regulable electrónicamente: Normal, Dynamic, Eco y Rain, Ice and Snow.

Cuenta con pantalla táctil de 10 pulgadas en la consola central con red Wifi –conexión 4G– para un total de ocho dispositivos, sistema de proyección de información en el parabrisas “Head-Up Display” e instrumental 100 por ciento digital como opcional, con una pantalla TFT de 12,3 pulgadas.

Equipa asistente de cambio involuntario de carril, detector de obstáculos y peatones con servofreno de emergencia, detector de tráfico cruzado delantero y trasero, detector de fatiga del conductor y programador de velocidad activo.

Hay tres niveles de equipamiento iniciales: S, SE y HSE. Como opción, existe un paquete R-Dynamic que adiciona llantas de aleación de 20 pulgadas, apliques negros en la parrilla, el tubo de escape, los faldones y los faros antiniebla; estribos y pedalera de aluminio, butacas deportivas, logotipos exclusivos y pasos de rueda del color de la carrocería.  


 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 


Andrés
viernes, 14 de julio de 2017
Ni lo que los ingleses o los estadounidenses pudieron (o no quisieron) lo están logrando los hindúes....