Editorial

Opinión: ¡que vuelvan las rurales!

Con el auge de los SUV, los station wagons fueron extinguiéndose en la Argentina. ¿Cuándo van a volver? ¡Que sea pronto!
3 / 10 / 2017 | 6 Comentarios
Por Facundo García

La semana pasada estuve tres días en Estocolmo, Suecia. Es una ciudad fantástica, compuesta mayoritariamente por agua (le dicen “la Venecia del Norte”) y espacios verdes. Es ordenada, segura, limpia y bellísima, pero como en Autoweb no escribimos sobre viajes (ojo: no estaría nada mal) sino sobre autos, voy a decir lo que estuve pensando durante casi toda mi estadía entre los nórdicos: ¡que vuelvan las rurales!

No logré acceder al dato exacto, pero créanme que de cada 10 autos que circulan en Estocolmo al menos 6 son rurales (el Volvo V70 es el p*to amo). Y no digo 7 porque no me animo. Esta supremacía de station wagons no la había visto en ninguna otra parte del mundo, incluso en países del Viejo Continente. 

Para dejarlo bien claro antes de que sigan leyendo: esta no es una nota de información. Es sólo una expresión de deseo de un periodista/conductor/consumidor de autos que considera inigualables ciertas prestaciones de los vehículos rurales.

¡Que vuelvan las rurales! Ahora lo grito, no lo digo. Sobre todo si pienso que su extinción en la Argentina (y en los mercados de la región en general) se produjo como consecuencia del auge de los Sport Utility Vehicles. Los tan famosos SUV, ese tipo de vehículos que llegará próximamente a los concesionarios de marcas como Ferrari y Lamborghini. Una cosa impensada años atrás.

Me pregunto qué ventaja existe a favor de los SUV y en desmedro de las rurales. Hablo de los SUV urbanos, las “camionetas” light. No de los todoterreno en serio, porque esos juegan otro partido. ¿Un SUV chico con tracción delantera es mejor para realizar viajes largos sin travesías extremas que una rural?

Los SUV tienen, generalmente, un poco más de despeje, sí. Ahora bien: ¿cuántas veces por año necesita el conductor de un SUV urbano esos milímetros adicionales de altura del suelo para sobrepasar alguna situación mínimamente exigente? ¿Y cuánta capacidad de baúl pierde frente a una rural?

Va un recuerdo de la infancia: corría 1999, tenía nueve años y, con mi familia, nos mudamos de barrio. La primera semana me hice un amiguito nuevo. Su papá, Jorge, tenía un Fiat Duna Weekend. A mí, sin todavía entender mucho sobre esto, me maravillaba. ¡Qué espacioso era! ¡Cuántos bolsos metíamos en el baúl cuando los sábados a la tarde nos llevaba a jugar al baby fútbol!

Mi viejo tenía un Volkswagen Senda 1.6 (¿83 CV?). Debería ponerme de pie mientras escribo sobre aquel fiel cuatro puertas (apenas una vez en casi diez años nos dejó a gamba), pero a mí me volvía loco el Dunita “largo” ese que estacionaban al lado de mi casa.

El papá de mi –todavía– amigo lo tuvo hasta mediados de la década del 2000, cuando se compró un sedán. Y hace cinco años se la jugó por un SUV chico, uno de esos que se venden como pan caliente en la Argentina.

El fin de semana fui a visitar a mis viejos (sus vecinos) y me lo crucé lavando su “chata” –así le dice– en la vereda. Charlamos sobre mi experiencia en Estocolmo y, cuando le conté la cantidad de rurales que vi, me dijo: “No sabés cómo extraño el Dunita Weekend”. En el momento me dio vergüenza contestarle, pero se lo digo ahora: yo también, Jorgito, yo también. 

Rodrigo
miércoles, 04 de octubre de 2017
Comparto totalmente!!... QUE VUELVAN LAS RURALES!!!.. Mi primer auto, alla por el año 2001 fué un 128 Familiar, enamorado de esa rural... pasaron otros sedanes en el medio y hace un año tengo un vw suran... Lo mejor que hay.. tenes confort de sedan y un poco mas de espacio de carga. Saludos Facundo.
Pablo
miércoles, 04 de octubre de 2017
Me sumo. Un sinsentido lo de la moda SUV (sedán inflado y alto). Tuve un Astra, de los primeros que trajo GM, el europeo (Opel en realidad) TD 1.7 Caravan. El mejor y mas cómodo auto que tuve. Que vuelvan las rurales! saludos!
Fede
miércoles, 04 de octubre de 2017
Es todo una cuestión de marketing lamentable donde las automotrices cobran mucho más por ofrecer sólo un poco más. Antes había en el mercado argentino por ejemplo una rural del 307 que era un poco más cara que el 307 de cinco puertas hoy le suben la suspensión le dan una estética diferenciada se llama 3008 y te lo cobran casi un millón de pesos. en esto el Golf ha quedado solo con una versión rural que está solamente unos pocos miles de pesos por encima del precio del 5 puertas, es más espacioso y anda mucho mejor que muchos SUVs que cuestan 200.000 pesos más. Sin embargo el cliente los sigue eligiendo.
Carlos
lunes, 09 de octubre de 2017
muy buena nota, el tema es que aca al grasa del argento medio quiere `la chata` (cuando en realidad son SUV) sumado a `la pantallita`, pero no le importa que casi no tengan baul, y con gente con una mentalidad asi, creo que está todo dicho...
Carlos
miércoles, 22 de noviembre de 2017
Tengo una FIAT PALIO ADVENTURE 1.6 16v , cadenera, 2012, ahora denominada FIAT WEEKEND ADVENTURE, es excelente y tiene el despeje ideal para transitar sin preocupaciones por lomás de burro y cunetas. Ya necesitaria un `restyling` para actualizar su diseño.
Lucas
lunes, 04 de diciembre de 2017
Yo también me sumo!! Es más tengo ganas de el año que viene sacarme la golf variant