Historia

15 pick ups que no llegaron a producirse

Los prototipos muestran muchas veces cómo serán los modelos del futuro. Pero a veces se quedan en simples ejercicios de diseño. Acá, 15 impresionantes 'chatas'.
12 / 4 / 2018 | 1 Comentarios
 

Dodge Power Wagon (1999)

Se mostró en el Salón de Detroit. Estaba inspirada en la pick up del mismo nombre del año 46, con el diseño retro tan de moda en esa época. Los pasarruedas y estribos excedían el ancho del vehiculo como en los diseño antiguos. Llevaba un diesel 6.2 de 250 CV y caja AT4.

 

Ford Equator (2000)

Un año más tarde, en el mismo Salón, Ford mostraba este prototipo basado en la F-150. Tenía una separación entre cabina y caja que podía quitarse, cuatro asientos individuales y suspension independiente, además de un diseño tipo Hummer que no se vio luego en la pick up de serie.

 

Volkswagen AAC (2000)

En el mismo Salón, VW mostraba su primer prototipo de pick up, con rasgos que luego tomó el Touareg. Llevaba un V10 5.0 diesel de 313 CV con tracción integral. El diseño contemplaba puertas traseras estilo suicida y cuatro plazas individuales.

 

Chevrolet Sabia (2001)

Al año siguiente, GM presentó una extraña pick up para los americanos. Sólo 4,4 metros de largo, plataforma del Opel Corsa, traccion delantera y un motor 2.2 litros. También recurría a las puertas traseras suicida.

 

Nissan Alpha-T (2001)

En la misma muestra, Nissan presentaba una enorme pick up con un diseño muy futurista. Repetía el estilo de las puertas traseras, pero todo a lo grande: llantas de 22 pulgadas, motor V8 4.5 de 300 CV y tracción integral. La caja de carga era muy modulable.

 

Dodge M80 (2002)

Al año siguiente aparecía esta simpática pick up desarrollada por DaimlerChrysler bajo la marca Dodge. Como la Power Wagon, tenía sólo cabina simple y un diseño retro. Medía 4,23 metros de largo y llevaba un V6 3.7 de 210 CV con tracción integral y llantas de 20 pulgadas.

 

Chevrolet Cheyenne (2003)

En Detroit 2003 se mostraba otra enorme pick up, esta vez de General Motors. Llevaba un V8 6.0 de 500 CV y presentaba soluciones de diseño novedosas, como un portón trasero de doble hoja horizontal y un particular acceso lateral a la zona de carga detrás de la puerta trasera que no se vio replicada en ningún modelo de producción.

 

Mitsubishi Sport Truck (2004)

En el siguiente Salón de Detroit se vio esta futurista pick up de Mitsubishi. Tenía un V8 4.7 de 235 CV y caja AT5. Las llantas era de 22", la suspensión independiente y presentaba un panel movible entre la caja y la cabina, junto a un porton de accionamiento eléctrico.

 

Toyota FTX (2004)

En la misma muestra aparecía otra japonesa de buen tamaño, nada menos que 5,8 metros de largo, con una enorme caja, un interior muy futurista y una motorización híbrida que unía un V8 con un propulsor eléctrico. Era otra de las que recurría puertas traseras suicida.

 

Kia KCV-IV Mojave (2004)

Ese mismo año, pero en Chicago, Kia dejaba en claro que quería entrar de lleno en el mercado norteamericano con una pick up, algo que sigue sin producir. Estilo yankee, puertas tipo suicida y un panel divisorio movible que permitía descubrir una segunda fila de asientos. El motor era un 3.8 V6 de 280 CV con caja AT5.

 

Ford F-250 Super Chief (2006)

Dos años más tarde, Ford presentaba este impresionante prototipo inspirado en los trenes Super Chief americanos. Llevaba un V10 con turbo que era capaz de recargarse con nafta, etanol o incluso hidrógeno. También tenía puertas suicida y llantas de 24 pulgadas.

 

Dodge Rampage (2006)

En el mismo Salón de Chicago, Dodge mostraba este concept con el ancho de una RAM y el largo de una Dakota, todo con chasis monocasco, traccion delantera, suspensión independiente y unas novedosas puertas traseras corredizas que daba acceso a un interior de cinco plazas. El motor era un V8 5.7.

 

Toyota A-BAT (2008)

Dos años despues, en Detroit, apareció esta robusta pick up con motor híbrido (diesel/electrico). Contaba con unos paneles solares para alimentar algunos sistemas y permitir una mayor autonomía. Era otro en contar con puertas suicida para acceder a las cuatro plazas individuales.

 

Mitsubishi GR HEV (2013)

Fue mostrada en el Salón de Ginebra, con su particular estilo, sobre todo en el llamativo largo de la caja de carga. Adelanta un futuro diseño de la L200, pero que a cinco años de su aparición aun no se hace del todo presente. El motor era un híbrido eléctrico diesel con 82 CV cada uno, mientras que la tracción es integral.

 

Volkswagen Tristar (2014)

El último se vio en la muestra de Hannover y es uno de los más llamativos, porque utiliza la base del Transporter. Es corto, mide 4,8 largo, pero ancho y alto superan los 2 metros. El motor es 2.0 TDi de 204 CV con caja DSG. La caja es híper modular y en el interior hay dos plazas giratorias. Pese al estilo cabina y media, no hay segunda fila sino más espacio de carga.

Roberto
jueves, 12 de abril de 2018
Menos mal que ninguna llegó a producción. La Dodge M80 me hizo acordar a la primera generación de rastrojeros.