Clásicos

La Maserati 300S de Fangio, a subasta

Pedirán entre 5,2 y 6 millones de euros por el ejemplar que manejó el 'Chueco' en los Grandes Premios de Brasil y Portugal, en 1957.
28 / 7 / 2017 | 1 Comentarios
El próximo 18 de agosto la compañía Bonhams subastará en Pebble Beach una Maserati 300 Sport, pero ojo: no es un ejemplar cualquiera. Es la unidad con la que Juan Manuel Fangio disputó dos grandes premios de Fórmula 1.

De este modelo se fabricaron apenas veintiséis unidades, pero esta unidad se produjo en 1956 con miras a la temporada 1957. Tiene el chasis 3069, el motor 3058. Es un 3.0 litros de seis cilindros en línea, con cuatro marchas y 245 caballos de potencia a 6.200 revoluciones por minuto.

“Es uno de los más sencillos, preciosos y bien equilibrados autos sport nunca fabricados”, dijo sobre este modelo alguna vez Stirling Moss, piloto de la marca en 1956, El “Sir” compitió con otra unidad y ganó en Buenos Aires y en Nürburgring, pero volvamos al “Chueco”.

La primera carrera documentada de este ejemplar fue en el Gran Premio de Portugal, en el circuito de Monsanto, el 9 de junio de 1957. El medio europeo Soy Motor recuerda esa competencia así: “El Argentino tuvo una lucha cerrada con otro auto de referencia, el Ferrari 250 Testa Rossa pilotado por el estadounidense Masten Gregory. Marcada a 55 vueltas, en la décima, tras haber marcado el mejor tiempo en la clasificación, Fangio tomó el liderato y se empezó a escapar de Gregory. Sin embargo, llegado un momento, el Ferrari aumentó el ritmo y el Maserati no podía responderle, aunque no se dejaba recortar excesivo tiempo. Gregory marcó la vuelta rápida, pero sólo pudo llegar a 16 segundos del argentino. Fangio había tenido que pelear tanto que, honores de antaño, felicitó a su rival y lo hizo subir con él al auto que daría la vuelta de honor al circuito para recibir los aplausos”.

La segunda historia entre esta Maserati y Fangio se produjo de este lado del Atlántico, en el Gran Premio de Interlagos (Brasil) del 1 de diciembre. El “Chueco” ya era quíntuple campeón del mundo de la F1, y lo había logrado con la Maserati 250F. En San Pablo fue el dueño de la competencia: obtuvo la pole, la vuelta rápida y la victoria. Fue una de las últimas victorias del piloto argentino, que a mitad de 1958 se retiró del automovilismo.

Por todo esto, Bonhams anunció que el precio estimado de esta unidad será de entre 5,2 y 6 millones de euros.   


 



 



 



 



 



 



 



 



 


oSCAR
viernes, 28 de julio de 2017
Que reliquia , si me sobrara la guita la compro , ese era un piloto , andar con esa maquina a 300 km por ahora ese SEÑOR si que manejaba