Seguridad

Nissan Kicks y Murano, 4 y 5 estrellas en Latin NCAP

Los SUV de la marca japonesa fueron evaluados por el organismo de seguridad regional. El chico consiguió 4 estrellas y el mediano, 5. Los detalles.
12 / 12 / 2017 | 0 Comentarios
Los Nissan Kicks y Murano fueron evaluados por Latin NCAP y obtuvieron cuatro y cinco estrellas, respectivamente, en protección para ocupantes adultos. El primero alcanzó 25.39 puntos sobre 34.00 posibles y el segundo, 28.72.

A su vez, el Kicks consiguió cuatro estrellas en protección para ocupantes niños (37.41 puntos sobre 49.00 posibles) y el Murano, 34.66. Las unidades probadas del Kicks se fabricaron en Brasil y las del Murano, en Estados Unidos.

El SUV brasileño hizo su debut en Latin NCAP, organismo que lo probó con dos airbags, anclajes Isofix, pretensores en los cinturones de seguridad y control de estabilidad. Su estructura fue considerada “inestable”, aunque la protección en el impacto frontal a la cabeza y el cuello del conductor y del acompañante fue buena.

Según Latin NCAP, en el choque de frente el pecho del conductor recibió protección débil y las rodillas de los pasajeros delanteros recibieron protección marginal “porque están expuestas a estructuras peligrosas en el área del tablero”. En el impacto lateral, la protección fue buena para la cabeza, el abdomen y la pelvis.

En cuanto a la protección para niños que ofrece el Kicks, Latin NCAP encontró sólo un aspecto a mejorar: la señalización de los anclajes Isofix, que no cumple con su reglamentación. Pero los sistemas de retención infantil evitaron un desplazamiento excesivo hacia adelante durante el impacto.

El SUV norteamericano se recuperó del mal desempeño mostrado en diciembre de 2016, cuando Latin NCAP le otorgó dos estrellas en protección para ocupantes adultos. En aquel entonces, había fallado la protección para pecho, tibia y rodillas del conductor, y la estructura había sido catalogada como inestable “ya que la línea de carga del parabrisas y de la puerta del conductor no pueden soportar cargas mayores” (más detalles, en este enlace).

Esta vez, sin embargo, consiguió la calificación más alta porque “la estructura se comportó muy diferente a lo que sucedió el año pasado”, según explicó el director general de Latin NCAP, Alejandro Furas. La marca japonesa analizó la prueba de 2016 y reforzó la carrocería para un mejor desempeño.